Mediante tu ayuda y el deporte podemos mejorar la educación de muchos niños de zonas deprimidas, motivarles a seguir más años en el colegio y tenderles un puente a otro mundo más allá de la miseria que les rodea en su barrio de chabolas.

Sigue aquí nuestros pasos.